La cocina y los niños

>> martes, 22 de enero de 2008

Para los que compartir con la familia lo que uno prepara es uno de los mayores placeres del arte de cocinar nada puede ser más frustrante que tener hijos que rechazan casi todas las comidas. Una investigación realizada en la University College, de Londres, busca las causas. Definitivamente, su buena cocina no tiene nada que ver!
Los casos abundan y el de familias cuyos hijos comen fideos cinco días a la semana, mientras que en los restantes dos, comen papa frita o pizza, no es ni raro ni excepcional. El problema es que estos chicos no solo son muy selectivos en lo que comen -inclusive que rechazan comidas que en algún momento apreciaban- sino que son "neofóbicos", esto es, temen probar nuevas comidas. Una consecuencia de esto es que las comidas familiares pueden transformarse en verdaderos campos de batalla en donde la persona que cocina puede sucumbir ante la presión de tener que preparar platos distintos para cada uno de los chicos, o bien, de encontrar la forma de presentarlos con variantes aceptables para cada uno.
Un estudio realizado por la Dra Lucy Cooke del departamento de epidemiología y salud pública de la University College de Londres sobre los hábitos de comida de 5.390 pares de mellizos entre 8 y 11 años descubrió la raíz del problema: La aversión de los chicos hacia las nuevas comidas, concluyó el estudio, es básicamente hereditaria. El trabajo, publicado en el número de agosto (2007) de la American Journal of Clinical Nutrition especifica que en un 78 por ciento el problema es genético mientras que el restante 22 es consecuencia del medio ambiente. La mayoría del los chicos come una gran variedad de comidas hasta los 2 años, cuando repentinamente cambian. Esta nueva fase -que se inicia cuando empiezan a caminar- puede durar hasta los 4 o 5 años que es cuando desarrollan sus papilas gustativas y aparece el tema genético.
Que la neofobia tenga una explicación genética no significa, sin embargo, que uno tenga que hacer fideos todos los días. Los factores ambientales también pueden ayudar a superar el problema. Experiencias demostraron que presentarles las nuevas comidas a los chicos todos los días, por un lapso de 5 días a 2 semanas es un método exitoso para que se sobrepongan a sus miedos. Claro que no todos tienen la paciencia o la perseverancia de intentar una prueba tan extenuante. Jerry Seinfeld, una madre que se cansó de la neofobia de sus 3 hijos, escribió un libro (Deceptively Delicious, editorial Harper Collins) en el que relata cómo resolvió el problema: mintiendo. Su libro es, entre otros, una colección de recetas en las que enseña cómo incorporar ingredientes "temidos" dentro de platos aceptados: una palta o aguacate mezclado en un flan de chocolate o espinaca mezclada con brownies son solo dos ejemplos. Si el método de la presentación repetida no funciona o si el camuflaje de ingredientes no los convence, no queda más que armarse de mucha paciencia. Mientras la salud del chico no corra riesgo, es cuestión de esperar. Con el tiempo, comerán más variado.

Read more...

La carne picada

>> viernes, 28 de diciembre de 2007

Muchas veces cuando vamos a comprar carne picada nos encontramos con dos diferentes clases de esta carne.
La primera es la que nos llama mas la atención. es la carne de un color rojizo brillante, de aspecto muy fresco y que a primera vista parece recién elaborada, esta suele ser la carne que encontramos en bandejas, y es la que usualmente llevamos a nuestros hogares.
El segundo tipo es el de la carne molida con un aspecto opaco, de color marrón y con una apariencia de no estar en buenas condiciones o un poco pasada, pero es aquí, donde esta el grave error. Usualmente por una cuestión comercial, de stock y por otras razones que no vienen al caso se le añade a la carne picada una sustancia llamada sulfito y otros conservantes, este producto llamado sulfito hace que la carne que está pasada vuelva a tomar color y tapa el sabor muy característico de la carne no muy fresca, sin que habitualmente nos demos cuenta de ello.
El segundo tipo de carne, de color marrón, es realmente más fresca que la primera, ese color opaco marrón es producto de las quemaduras por frío de la capa externa, mientras que en su interior tendrá ese color natural y fresco que todos deseamos. Estos conservantes generalmente no causan daños a la salud, pero si la persona que realiza las proporciones se equivoca o no tiene mucha experiencia, las consecuencias pueden ser muy negativas. Si tiene alguna duda, basta con que pruebe unos granos de la carne y si tiene un sabor salado, probablemente sea debido al sulftio añadido. Si todo esto no le convence lo mejor es que compre carne y que se la hagan picar a la vista y retirando previamente la carne que aún conserva la picadora y que sólo y exclusivamente le sirvan la que eligió para picar.

Read more...

Cómo conservar el aceite de oliva

>> jueves, 22 de noviembre de 2007

El aceite es un producto "vivo". Para conservar su integridad y frescor debemos mantenerlo alejado del calor excesivo, del aire, de la humedad y -sobre todo- de la luz. Debe conservarse preservado de la luz solar y, a ser posible, a la temperatura óptima de conservación, que es de 20°C. A bajas temperaturas, puede espesarse temporalmente, sin que esto tenga ninguna importancia. El aceite de oliva molturado y envasado a principios de cada campaña (de Noviembre a Enero) puede tener un color verde/dorado, convirtiéndose en dorado-brillante hacia su final (verano-otoño), de forma absolutamente natural, por decantación.
No se puede almacenar largo tiempo; en todo caso debe hacerse en lugar oscuro, fresco y colocado en recipientes que cierren herméticamente. Debe mantenerse siempre cerrado.
Hay que guardarlo lejos de lugares con olor intenso, ya que absorbe con mucha facilidad olores extraños.
Para guardar el aceite en casa hay que evitar los recipientes de hierro. Los mejores son los de vidrio, latón impermeabilizado o acero inoxidable. Están contraindicados los que tengan latón oxidado o soldaduras de plomo o estaño, tan habituales antiguamente.
Recuerde que la fecha de consumo preferente del aceite de oliva es de un año, a partir de la fecha de envasado. Nunca rellene aceites nuevos en recipientes que contengan asientos de aceites viejos, sin limpiar antes el recipiente, pues lo enranciaría.

Read more...

Salsa de soja

>> domingo, 18 de noviembre de 2007

Hay que tener cuidado porque esta salsa ya tiene sal, no agregue sal a la preparación en la que utiliza esta salsa hasta terminada la cocción. En toda cocción hay una reducción y al haber reducción hay concentración de sabores.

Read more...

Aroma del café

>> martes, 13 de noviembre de 2007

Para conservar el aroma del café es preferible conservarlo en la heladera, aguantará mas tiempo como el mejor café del mundo.

Read more...

Arroz que no se pega

Para que no se pegue basta con añadir unas gotas de limón al agua de cocción. También sirve si te pasaste de sal.

Read more...

Olor en la heladera

Si se venció algún alimento dentro de la heladera... Para eliminar los malos olores bastará con colocar medio limón exprimido dentro. El jugo de limón anulará los malos olores y te dejará un fresco olor a limón.
Un salero con bicarbonato de sodio también sirve.

Read more...

  © Blogger templates Inspiration by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP